©
Theme by Ocehans
Battlefield
Beowulf Jones

                                     

                                   Beowulf Jones

                                     Veinte años

                                     Heterosexual

Ojos oscuros como la noche misma, el elegante porte de un Lord Inglés, la incierta belleza de un extraño ejemplar, el liderazgo de un alfa, la agilidad de un lobo.

Es casi irónico, porque aquello es justamente lo que tu nombre significa; un inteligente y asusto lobo. Casi como si tus padres lo hubieran sabido con anterioridad, como si alguien del futuro les hubiera advertido que su único hijo hombre, iba a convertirse prematuramente en el hombre de la familia, el alfa; quien debería hacerse responsable de sus hermanas y cuidar con dientes, garras y más de ellas.

¿Como fue qué paso? ¿Cuando dejaste de ser un niño rico y mimado para ser un hombre?

Ah sí, cierto. Cuando tu padre consiguió un asesinato a sangre fría para él y tu madre, debido a sus turbios negocios. Negocios de los cuales has intentado mantenerte fuera desde hace seis meses, no necesitas el dinero sucio que hizo que sus vidas cambiaran para mantener a tus hermanas, y tampoco necesitas recibir una bala dejandolas completamente solas. Sin embargo, necesitas el dinero. Lo que tenían ahorrado, rápidamente desapareció, el estado se niega a darle dinero e incluso a dejarlos vivir en lo que era su casa, puesto que es aún una escena del crimen; apenas puedes respirar entre los dos trabajos, y no recuerdas lo que era sentirte de tu edad.

Pero tienes otra salida, la manera perfecta de encontrar dinero fácil, volver a acercarse al nivel de vida que llevaban antes, poder pasar tiempo con tus hermanas y permitirte sentirte de veinte otra vez. Los negocios turbios y negros de papá, y si bien estabas determinado a decir que no, allí estás, ocupando el puesto de él. Pero tu eres más inteligente, tu sabes como trabajar, mantenter la familia feliz, las apariencias en alto y sobretodo como lograr que no te maten ¿no?

August 8 with 0 notes
Maia Jaén

             

                                          Maia Jaén

                                           Veintitres años

                                           Anda Lucía,España

                                          Se mudó a Londres hace dos años.

Maia siempre ha sido una de esas almas libres que no se atan a nada, de aquellas almas soñadoras y espontaneas. De aquellas que saltan de un tren en movimiento, o que viajan a un país vecino con unos cuantos euros, una mochila a sus hombros con pocas pertenencias y su novio de la mano.

Porque sí, eso fue lo que la rubia hizo cuando no tenía más que veintiun años, sin muchas razones más que la curiosidad y las ganas de comerse el mundo, la llevaron a huir de casa (con una previó aviso mas sin posibilidades de convencerla de quedarse) e irse a Londres. Lo cierto es que los primero tiempos, con su novio, todo era bastante genial; lograron alquilar un pequeño apartamento en el que con suerte entraban ambos, conocer la ciudad e incluso hacer amigos. Mas el dinero empezó a escacearles, lo que los llevó a trabajar en doble turno a ambos, y cuando volvían al apartamento ya no había risas, ni sueños locos, había ocurrido lo que más temían: habían sido deborados por la monotonía. Intentaron arreglarlo, pero aquello no tenía vuelta atrás.

Así que decidieron dejarlo en buenos terminos, si eso existe cuando terminas con alguien claro. Él se volvió a España y ella se quedo allí en Londres, en aquel pequeño apartamento por si sola. Trabajando por unos cuantos dolares, y gastandolos en festivales de música, en fiestas con sus dos amigos allí y cosas así.

Porque en otras palabras, esa es Maia, casi sin un sentido real de la vida. Para ella todo es un ahora o nunca, un vive o muere; donde siempre decide arriesgar, caer, volver a levantarse y hacerlo una segunda vez, porque es divertido. 

August 8 with 0 notes
Amelia Aldrige

                   Amelia Aldrige

                     Diecinueve años

                         Bisexual 

¿Como describir aquella chica de cabellos cobrizos?

Si nos dejaramos guiar por la primer atención tan solo observandola a lo lejos, podríamos llegar a la conclusión que se trata de alguien dulce, con aquella sonrisa dulce e incluso contagiosa. Y es que aquellos ojos, aquellos holluelos en sus mejillas no pueden hacer más que remarcar aquella suposición. Es cierto, a la distancia sin oír, y sin conocer podemos decir que se trata de un ser totalmente dulce y adorable.

Bueno, no es que Amelia no sea así realmente, mas puede que lo sea de una manera poco convencional, distinto al resto. Y puede que su manera, de hecho no te parezca en lo absoluto adorable, pero creeme que a la menuda chica no le importa ni un poco cuan adorable o no te parezca. De hecho, nada de tí le interesa.
Si fuera por ella el entero universo podría incendiarse, arder en el fuego del infierno y a ella le daría igual. ¿Por qué? Por que ella no es de una manera convencional.

Si fuera por ella, las polleras también podrían arder, al igual que las mentes cerradas, los prejuicios, las iglesias, los imbéciles retrogrados, los homofobicos, los cigarrillos de menta, los lugares libres de humo de tabaco, los códigos de conducta, las normas de una dama ¿por qué? Por que ella no es de una manera convencional.
Tal vez esa, sea la mejor manera de describirla: alguien no convencional, para nada convencional.

Y es tan poco convencional que aquella idea de descripción le encanta, aquello de ser algo casi inexplicable se le hace increíble. Porque algo inexplicable implica misterio, y el misterio siempre conlleva a diversión.
Un alma despreocupada, poco convencional, libre y cambiante como la de Amalia necesita de la diversión para vivir.

July 18 with 0 notes

                                     

                                          Elias Loghtwell
                                         Diecisiete años
                                         New York, Estados Unidos
                                         Último año de secundaria.

¿Que pasa Cariño? ¿Por qué no sonríes más? Cierto, lo había olvidado, tu vida entera no es más que un desastre, y no es exagerar, de hecho es describir de forma hasta “bonita” lo que te sucede.

Volver a casa resulta un infierno, y lo ha sido desde que tienes memoria. Tu padre golpea a tu madre, y claro está a ti, cada vez que intentas pararle. En el hospital ya te reconocen, tu cantidad de huesos rotos y heridas a coser han hecho que perdieran el registro. Has pasado los diecisiete años de vida de esa forma y ahora que vas a dejarla tienes miedo.

Sabes perfectamente que es el último año que pasaras en la ciudad, en esa casa antes de mudarte a la calle de todas formas; pero eso, significaría dejar a tu madre y te pone los pelos de punta. ¿Que sería capaz de hacer aquel animal si no estuvieras allí en el medio? de solo pensarlo el escalofrío recorre tu espalda, no puedes dejar que pase eso.

Y entonces, allí estas Elias: trabajando a doble turno en una mala tienda de cds, e intentando repetir el año. Sí aún cuando eres totalmente inteligente, te propones repetir tu último año, mientras todo tu circulo social va de fiesta, y se queja por los examenes finales tu haces tu mayor intento por reprobarlo. No quieres perder a tu madre, por tu exclusiva culpa.
¿Denunciar? Si claro, lo intentaste pero tu madre te paro. ¿De que vivirías? ellos ahorran para la universidad, tu para frenar aquella vida de mierda y darle lo que merece a tu madre. Y no, claro que no es lo que deseas hacer a tus diecisiete años pero es lo que debes y nunca dejarías de hacerlo por ser un jodido imbécil e ignorar lo que pasa.

Solo será un año, solo un año Elias.

June 12 with 0 notes

                                   

                                    Zoe Reegan
                                   Diecinueve años
                                   Londres, Inglaterra.
                                  Estudia diseño gráfico.

Zoe es de aquellas chicas que siempre lleva una sonrisa puesta en su cara, aún en los días malos, después de todo, deprimirse no vale la pena. Y con aquel lema, la menuda castaña ha superado más de un par de obstaculos en su camino.

Como por ejemplo, que su madre la abandonará, y si, eso la marcó. Pero no hizo más que creciera en ella un amor enorme hacía su padre, quien junto con su tía la críaron e intentaron darle lo mejor. Y no, su clase social no era ni es de las más altas pero aún así, es increíblemente feliz al tener a esas dos personas en su vida. Y las extrañas más que nunca cuando pasa el año estudiando en Manchester, pero sabe que al menos, con suerte y un buen trabajo, podrá recompensarles todo lo que hicieron por ella.
En cuanto el amor, siempre está dispuesta a dar un poco, no solo romanticamente si no, amistosamente, maternalmente (haciendose cargo y cuidando de sus amigos) y de todas las maneras posibles. Aún cuando ha salido bastante herida, de ciertas amistades y amoríos, sabe entregarle a quien lo merece, aunque sí, tal vez lo da demasiado incondicional porque termina siempre lastimada.

Conocío a su “Principe azul” en sus vacaciones, y cuando este dejo de ser azul ambos escaparon. Un joven estudiante de drama, que la conquisto en segundos y probablemente la hizo sentir como nadie, y como había ya sentido, el amor a veces duele. Tal vez no estaba dispuesta a pelear y él tampoco lo estaba, lo cierto es que aquello no duro demasiado. ¿Lo sigue amando? Claro que sí, Zoe ama a Max de lo que podría amarse a si misma, y sin embargo lo ha dejado con él e intenta seguir adelante con un corazón roto, porque después de todo sabe dar amor y cuando dejarlo ir.

June 12 with 0 notes
Valeska Jerjes

             

                       Valeska Jerjes
                       Treinta años
                       Heterosexual

La quinta de cinco hermanos; la única mujer entre cuatro hombres, entre los Jerjes. Aquella familia de un milenario origen, en el imperio Persa, aquella familia de uno de los niveles más altos de todo Medio Oriente, casi dueña de toda ella.

Sí, seguramente oíste hablar de dicha dinastía, y de alguno de sus hijos. Éxitosos, valientes, inteligentes y codiciados; sin embargo, aún cuando es el miembro más importante de la familia, la reina o titeretera que maneja todos los hilos de sus hermanos, nunca has oído de Valeska.

Solo, porque ella nunca ha querido que lo hicieras. La fama, no es lo que le interesa, aquello es para los cuatro imbéciles que tiene como hermanos. Esos que le deben todo, y a la vez nada, porque como maneja sus inversiones, también lo hace con su vida y dinero. Ellos literalmente, viven de lo que la morena, quiere que vivan. Atados de pie y de manos, tal vez creán que les hace la vida más fácil, cuando en realidad, solo manipula y se asegura su propia vida.

No, no es una chica buena, no es la hermana buena que ellos ven.

Valeska, es la mujer poderosa, la reina de sus mentes, es ella quien los manipula, en cada pensamiento y movimiento. Cada vez que uno de ellos es invitado a una ceremonia o simplemente mencionado, vé su manipulación tomar forma.

Pero, hasta ella, puede cansarse de no ser reconocida. De hecho, lo está; cansada de ser una sombra, una mujer invisible, saldrá a la luz. Y tal vez no de la manera en que uno se espera que lo haga; con la competencia.

Hundirá todo lo que construyo, solo para demostrar que ella es mejor que todo eso.

March 13 with 0 notes
Chris Leighton

                             Chris Leightoon
                             Veintiocho años
                              Heterosexual

Tener una banda, conocer chicas, sacar algún que otro cd, sonar en alguna vieja estación de radio, acostarte con chicas, vivir en hoteles o en tu propio mercedes; aquella era tu vida de en sueño. No necesitabas a nadie más que a tu guitarra, tus amigos y tu auto.

Hasta que la conociste, camarera en aquel bar de Florida. Con una preciosa sonrisa, y sin ni siquiera hablarte te había atrapado ¿no?
Y cuando te hablo, creíste oir la voz de un ángel. Los siguientes meses, fueron precipitados, dejaste todo para instalarte junto a ella en Florida, aún cuando el resto de los chicos decían que era demasiado pronto, ¿que sabían ellos del amor?, tu eras feliz y de eso debían alegrarse punto final.

Conseguiste un apartamento, se mudaron, y por primera vez querías instalarte. Necesitabas más que nada a otra persona, el mercedes paso a ser compartido; tu vida era compartida con otra persona, y se sentía bien.

Al cabo de un año, eran una feliz pareja. Joven, y dispuesta a luchar contra todo por su amor, o al menos eso creías. Seis meses después te anunció que estaba embarazada y que iba a abortar.

Abortar a tu hijo, tu sangre, tu producto. No podías permitir que eso pasará; luego de unos acuerdos en el cual prometiste mantenerla los nueve meses, tuviste en tus brazos a la segunda chica que te enamoró con tan solo mirarte.
Aunque sabías que había una diferencia con la preciosa bebé de ojos verdes, ella no iba a desilusionarte o dejarte, como claramente tu no lo harías con ella.

Ahora, dos años después has cambiado tu vida. Tus ojos giran en torno a la chiquilla Delilah que adora pasar tiempo en tu mercedes, y con el resto de los chicos mientras recorren el país.

Y sí, tal vez no sea el mejor entorno para criar una niña, o tal vez Chris no sea el mejor padre, pero sabe que su preciosa princesa es feliz, sabe que podría dar hasta su vida para que esta lo fuera; pero sabe que lo está haciendo bien cada vez que ella sonríe.

February 19 with 0 notes

                                   

                                  Andrew Fethback
                                     Veintidos años
                                      Bisexual.

Habrías podido tenerlo todo, y sin embargo estás a punto de perderlo todo.

La vida es injusta, y eso no es una notica, todos sabemos que la mayoría de la vida es lo contraria a justa e incluso es demasiado injusta. Nos da golpe, nos pone obstaculos, y nos arrebata cosas.

A veces nos arrebata sueños, otras bienes materiales, otras veces personas y en el caso de Andrew, hasta tu propia vida. Lenta, dolorsa e injustamente, claro que injustamente, ¿en que mundo está bien que el cancer ataque a un joven de veintidos?

En ninguno, pero dicha enfermedad no tiene ningún tipo de consideraciones. Y es así, como el chico de ojos azules pelea todos los días de su vida desde hace dos años contra un cancer de pulmón.
Quimioterapias, temporadas enteras en el hospital, terapias idiotas y más han hecho que poco a poco, perdierá las ganas de luchar.
         ¿Que más da cuanto ya tienes el tiempo contado?
         ¿Que más da cuando sabes que vas a morir?
        ¿Que más da cuando sabes que hagas lo que hagas eso no va a           mantenerte más tiempo con vida?

Con el tiempo corriendo en el reloj y un cancer que se expande a su pulmón derecho y sus riñones, ha decidido empezar a vivir su vida o lo que le queda de ella. Abandonó Quimioterapia, aquellas tontas terapias y ha decidido viajar, emborracharse, drogarse, acostarse con cuantas personas quiera y ser por el tiempo que pueda, un joven de veintidos años normal.

Aún cuando eso sea solo adelantar su final, le da igual. Mientras marque algunas vidas, puede irse rápido.

February 18 with 0 notes

image

                     Ella Wildren

                    Quince años

                    Heterosexual

Quince años, tan solo eso quince años.Ni si quiera dos décadas vividas. Sin embargo con tan solo una década y media vivida, la menuda chica ha experimentado, sentido y pasado por más cosas que la mitad de las cosas que todos.

Con una madre adicta al alcohol y un padre desaparecido, ha tenido que apañarselas por si sola.

Y no es que lo haga mal, pero parte de sobrevivir ha hecho que terminará en lo que ves ahora: una chica con su estilo algo negro por así llamarlo y una actitud terrible. Sí, algo así como una chica problema o al menos, una chica con la cual es difícil de lidear.

Y no, no es que se trate de una mal chica, mas es muy difícil o casi imposible romper aquella carcaza la cual la rodea, aquella la cual borra el infirierno que día tras día vive en su casa; aquella carcaza la cual hace invisible su necesidad de cariño y su exagerada inseguridad hacía el mundo y su vida.

Después de todo, Ella tiene tan solo quince años, ¿quien no es inseguro a esa edad? ¿quien no necesita que lo abrazen de vez en cuando y le digan lo bueno que es? no creo que exista una persona que no necesite o no sienta aquello. Sin embargo, ¿que pasa cuando no tienes a nadie que te diga lo bueno que eres? ¿que haces cuando eres invisible en donde deberías ser visible? ¿que haces cuando tu te transformas en la madre de tu propia mamá?

                    Preguntemosle a Ella.

February 17 with 0 notes
posted 6 months ago on Monday
with 438 notes - share this post